Formas básicas de mejorar tu estilo en escritura académica

 

El estilo de escritura académica es uno que todo estudiante debe aprender. Es un estilo de escritura estrictamente formal. Observará el estilo de escritura académica en artículos académicos, ensayos, trabajos de investigación y otros trabajos académicos.

El lenguaje claro y conciso, el uso de evidencia para respaldar una afirmación o argumento y la organización lógica son algunas de las características de la escritura académica.

¿Por qué es importante tener un buen estilo de escritura académica?

Si eres estudiante, la respuesta obvia y abrupta sería “sacar buenas notas”. Pero este estilo de escritura es importante por varias razones. En primer lugar, ayuda a garantizar que su escritura sea clara y fácil de entender para los lectores.

La claridad y la legibilidad son importantes porque desea que su punto de vista se entienda fácilmente.

En segundo lugar, este estilo hace que su trabajo sea más creíble porque tiene evidencia adecuada para respaldar lo que escribe.

Cuando una afirmación es lógica y tiene evidencia que la respalda, el lector la creerá y la tomará como información creíble.

Finalmente, los escritos académicos se consideran de gran valor, libres de plagio, errores gramaticales, faltas de ortografía, errores de puntuación y faltas de estilo.

Entonces, si eres estudiante, debes tener todos estos puntos en mente y mejorar tu estilo de escritura hasta ese nivel en el que todos estos puntos se cumplan.

Leer:  Mejores Portadas y Carátulas para Filosofía

5 formas básicas de mejorar tu estilo de escritura académica

Utilice lenguaje formal

Hemos leído y coincidido en la afirmación de que el estilo de escritura académica es un estilo de escritura formal. No se pueden utilizar jergas, coloquialismos ni contracciones en dichos escritos.

Tendrás que utilizar frases completas en un tono formal. Incluso las experiencias y experimentos personales se describirán en un tono general.

Existen herramientas en línea que Reescribir Textos pueden cambiar el tono de general a formal. Reescribe el texto dado en una redacción sencilla y formal. Por lo tanto, estas herramientas serán de gran ayuda para mantener un tono formal en su escritura académica.

Por ejemplo, en lugar de escribir «Creo que el personaje principal del libro es muy interesante», escribirías «El personaje principal del libro es un personaje complejo y bien desarrollado».

Sea conciso y preciso

No puedes ser prolijo en tus escritos académicos. Todo lo que escribas debe ser conciso y preciso. No alargues oraciones y párrafos innecesariamente. Tendrás que utilizar un lenguaje concreto en lugar de un lenguaje general y abstracto.

Déjame explicarte esto con un ejemplo. En lugar de escribir «El nuevo método de enseñanza es más efectivo que el antiguo método de enseñanza», escribiría «Los estudiantes a quienes se les enseñó usando el nuevo método de enseñanza obtuvieron puntajes más altos en las pruebas estandarizadas que los estudiantes a quienes se les enseñó usando el antiguo método de enseñanza».

Sea claro y directo

Anteriormente analizamos la claridad como una de las principales características de la escritura formal y académica.

Por eso, en la redacción académica, utilice un lenguaje claro y directo. Tus oraciones deben ser fáciles de leer y de entender para los lectores.

Leer:  Mejores Portadas y Carátulas para Ciencia y Ambiente

La jerga hace que su escritura sea difícil de digerir para los lectores en general, por lo que debe evitar los términos. Si utiliza alguno, intente explicarlo o incluir una nota al pie de página para describir brevemente ese término.

Tus oraciones deben ser cortas y evitar la estructura compleja de las oraciones.

Por ejemplo, en lugar de escribir «El estudio mencionado anteriormente reveló que el método de enseñanza experimental fue significativamente más efectivo que el método de enseñanza tradicional», escribiría «El estudio encontró que el nuevo método de enseñanza funcionó mejor que el antiguo método de enseñanza».

Respalde sus afirmaciones con evidencia

Habrías leído publicaciones de blogs con afirmaciones vagas y cuando las lees, no encuentras nada lógico en esas afirmaciones. Esto no se puede hacer en la escritura académica.

La redacción académica se basa en evidencia y deberá respaldar sus afirmaciones con evidencia adecuada. Dicha evidencia puede ser cualquier fuente creíble, como un trabajo de investigación, estudios de expertos, citas de expertos, ejemplos del mundo real, etc.

Por ejemplo, si afirma que el nuevo método de enseñanza es más eficaz que el antiguo método de enseñanza, debe proporcionar evidencia de estudios de investigación para respaldar su afirmación.

Organizar lógicamente

En la redacción académica, tendrás que organizar el flujo de forma lógica. Todos sus pensamientos, hallazgos e ideas deben presentarse en un orden claro y conciso.

La transición entre las partes debe ser suave y estar unida. Debe utilizar palabras y frases de transición para ayudar a los lectores a seguir su línea de pensamiento.

También debes utilizar títulos y subtítulos para dividir el texto y hacerlo más fácil de leer. Por ejemplo, podrías utilizar un título como «Resultados del estudio» para presentar la sección de tu artículo que presenta los hallazgos de tu investigación.

Leer:  Mejores Portadas y Carátulas para Monografías

Conclusión

Seguir estos cinco consejos puede ayudarte a mejorar tu estilo de escritura académica. lA utilizar un lenguaje formal, ser conciso y preciso, ser claro y directo, proporcionar evidencia para respaldar sus afirmaciones y organizar sus pensamientos de manera lógica, puede escribir de manera más efectiva y producir escritos de alto nivel.